Es importante conocer las diferencias entre lunares y pecas, ya que debemos vigilar cada uno para evitar futuras complicaciones e incluso cáncer de piel, es por eso que te decimos sus principales características.

Lunares:

El lunar es un pequeño bulto de color rosa, café, marrón o negro, tiene bordes definidos y surgen en cualquier momento de la vida.

Debes visitar al dermatólogo si:

  • El lunar se hace más abultado
  • Si aparece un lunar que no se parece a los demás.
  • Crece de tamaño
  • Cambia su forma
  • Pica
  • Sangra
  • Supura
Un lunar común mide 5 mm, puede ser ovalado o redondo, la superficie es lisa y tiene un borde definido, en forma de cúpula, quienes tienen cabello y piel clara presentan más cantidad de lunares que aquellos con cabello y piel oscura.

Más de 50 lunares en el cuerpo pueden indicar una anomalía, aunque no quiere decir que en todos los casos se trate de cáncer de piel.


Pecas:

Las pecas son pequeños puntos de color que aparecen en la piel donde se expuso al sol, en general son de 1 o 2 mm y pueden estar presentes inclusive desde el nacimiento.

Las pecas que aparecen normalmente son en sitios donde no se han cuidado lo suficiente del sol y este produce una respuesta en los melanocitos que son las células que producen la pigmentación de la piel y generan este tipo de pigmentaciones.



Si tienes algún lunar sospechoso, acude con la Dra. Doralva Edith Muñoz López y descarta cualquier futura complicación.